Welcome

La historia medieval inmersa en sus rutas

Miles de personas visitan años tras años diversos poblados históricos que forman parte de Europa, en ellos se disponen a presenciar fantásticos contenidos que sirven para enriquecerse personalmente.

Al realizar viajes de este tipo se proporciona la unión de la naturaleza con la historia, y rica cultura influyente trayendo consigo la vivencia de una experiencia unica.

Kilómetros cargados de fe y belleza natural

Luego de forjarse la fe cristiana como predominante en esta parte del mundo, el Camino Ingles a Santiago fue usado principalmente por peregrinos nórdicos, que utilizaron las vías marítimas como acceso debido a la lejanía y aislamiento de peregrinos británicos, escandinavos y bretones.

Sin embargo, tiempo después se comenzó el desplazamiento a pie por estas tierras, donde no tenían un trayecto establecido como tal, sino que usaban como referencia el nombre del siguiente poblado como guía.

Cabe destacar, que se muestra la creencia propia del continente medieval y la fe arraigada en cada una de sus paradas, dentro de estas pocos son los lugares para hospedarse y adquirir manutención, aunque la carencia de pueblos sigue siendo un factor de carácter favorable.

Resulta ser que el Camino Inglés, consta de varias etapas donde antiguamente desembarcaban en puerto, por otra parte, actualmente existen muchas más formas de desplazarse hasta Ferror que es su punto de partida.

Cruzando una zona industrial, los pasajes son muy bonitos, más adelante bordeando la costa por Miño y hacia Ponte Do Porco (Puente del Cerdo), se puede disfrutar de un fantástico clima y rica gastronomía.

Las diferentes etapas del recorrido como la localidad de Bruma, por una pista de tierra cercana a una autopista, continuando a través de Sigueiro que se enmarca por un maravilloso paisaje y deliciosas comidas que incluyen recetas de pulpos, truchas y quesos.

Finalmente al llegar a Santiago de Compostela donde los peregrinos se disponen a finalizar su recorrido de la manera más fantástica y plenamente satisfechos.

En tal sentido, se denota un majestuoso paseo cargado de contenido histórico propio de la Europa antigua, siendo participes de tan extraordinaria experiencia donde religiosos como turistas gozan de las vistas preciosas, el aire más puro y una conexión de carácter espiritual.

Al momento de emprender esta trayectoria, miles de personas demuestran tanto su devoción, como su disfrute por el medio ambiente natural, de importante influencia reconocida a nivel mundial como uno de los caminos más provechosos por descubrir.